martes, 30 de abril de 2013

Reseña: "Behemoth" de Scott Westerfeld






Título: Behemoth (2/3)
  
Autor/a: Scott Westerfeld

Editorial: Edebé

Nº páginas: 522

ISBN: 9788468306988

Precio: 16'50 €







Un trono robado. Una misión secreta. Una aventura épica.
El Behemoth es la criatura más feroz de la armada británica. Puede tragar buques de guerra enemigos de un solo bocado. Los darwinistas lo necesitarán, ahora que están en guerra contra los poderes clánker.
Deryn es una chica que se hace pasar por chico en el Ejército del Aire británico y Alek es el heredero de un Imperio, aunque finge ser un plebeyo. Finalmente se conocen a bordo de la aeronave Leviathan y ambos esperan poder terminar con la guerra. Pero, cuando el desastre echa por tierra la misión pacificadora del Leviathan, se encuentran solos y perseguidos en territorio enemigo.
Alek y Deryn necesitarán grandes dosis de habilidad, nuevos aliados y mucho valor para enfrentarse a todas las adversidades.

 (Puede contener spoilers de "Leviathan")

Behemoth empieza seis días después de los acontecimientos ocurridos en Leviathan. Después de ayudar a los Darwinistas con sus motores clánckers y convivir con ellos en su aeronave ballena, Aleck se encuentra cada días más a gusto allí, junto con Deryn (Dylan Sharp para el, puesto que nadie sabe que en realidad es una mujer), la Doctora Barlow, los huevos que tiene que cuidar, sus hombres y el resto de tripulantes. Pero las cosas se complicaran cuando, de camino a Constantinopla, una ciudad neutra que no ha entrado en la guerra, el oficial del Leviathan quiera hacer prisioneros al príncipe y a sus hombres puesto que son austríacos y no pertenecen a su bando, y también al ataque de unos acorazados alemanes, que tienen un cañon que dispara rayos y no los hacer arder de pura chiripa.
Pero cuando llegan a la ciudad en cuestión, intentará escapar de allí con la instimable ayuda de su amigo "Dylan". Las cosas cambiarán, Aleck tendrá que enfrentarse a los alemanes que han medio invadido Estambul, y a las riendas del mando que caen sobre sus manos tras la huida de la aeronave.


Esta segunda entrega me ha dejado más alucinada, y me ha gustado más que la primera parte. Sigue con ese ritmo constante y rápido que ya caracterizó a su predecesora, con esas preciosas ilustraciones que te muestran un poco el mundo donde se desarrolla "Behemoth", y las escenas que se describen. Si hay algo que realmente me gusta de estos libros, es que en ningún momento se me hacen pesados (También la manera fluída que tiene de escribir Scott Westelfeld.), al contrario, el ritmo frenético, la acción que hay en cada página, no te deja un momento de respiro y casi hasta te sabe mal dejarlo un momento.

Aqui en Behemoth, seguiremos conociendo a Aleck y a Deryn y las andanzas de cada uno. Nos presentarán a nuevos personajes muy importantes para el desarrollo de la trama, como Lilit y Zaven, los cabecillas de la revolución en Estambul o Bovlil, un bichito muy especial que les será de gran ayuda a los protagonistas.
Alecksandar seguirá evolucionando poco a poco, y veremos en Deryn la cada vez más clara atracción que tiene hacia Aleck, las cosas que puede llegar a hacer por él. Ella se empezará a dar cuenta de que el chico le gusta, pero también comprende el error que ello supondría y trata de esconder sus sentimientos y autoengañarse. Quiere serle fiel a los Darwinistas, pero también a Aleck, así que tendrá siempre esa duda constante en la cabeza. Sí, la relación entre estos dos cada vez será más estrecha.

En conclusión, es una historia original, que combina realidad y ficicón de una forma maravillosa, y además es adictiva y repleta de personajes increíbles. Tengo unas ganas inmensas de ver como termina todo en "Goliath"

Gracias a Edebé por el envío del ejemplar.






3 comentarios:

sandra dijo...

Tienen muy buena pinta estos libros, desde que los vi tengo ganas de leerlos.

Un besitooo :D

Espe dijo...

Tengo pendiente esta saga, espero empezarla pronto.
Un beso

Zaebe dijo...

Hola guapa!!
Le tengo muchas ganas a estos libros, sobro todo por sus títulos, ambos vienen de monstruos míticos :D xDDD (mi vena mitológica, que se le va a hacer XD)

Muy buena reseña, guapa!!!

Un beso